jueves, julio 06, 2006

La moral, claro, mal

El título del post es un palíndromo -que lees lo mismo de derecha a izquierda que a la inversa–. Yo pensaba que palíndromos habría el clásico dábale arroz a la zorra el abad y cuatro más, pero no. Victor Carbajo lleva 15 años recopilando palíndromos, y ha encofrado 36000 en un PDF gratuitamente descargable para nuestro disfrute.

Existe, incluso, algún palíndromo -eso sí, en latín-, en el que puede leerse lo mismo de derecha a izquierda y de arriba a abajo, a saber:

Y el no va más de los palíndromos son las poesías palindrómicas. A ver quién se atreve con esta de Julio González Cabillón extraida de juegosdepalabras.com y de donde se extrae el que da título al post:

Arde ya la yedra,
la moral, claro, mal.
No deseo yo ese don,
la tomo como tal.
No traces en ese cartón,
la ruta natural.

Arde ya la yedra,
la moral, claro, mal.
Amad a la dama,
la ruta natural.
¿Ávida de dadiva?
La tomo como tal.

Arde ya la yedra,
la moral, claro, mal.
¿Osar ropa por raso?
La tomo como tal.
¿O sacáis ropa por si acaso?
La ruta natural.

Arde ya la yedra,
la moral, claro, mal.
Átale, demoníaco Caín, o me delata.
La tomo como tal.
¡Ya... atar al raedor, y rodear la rata... ay!
La ruta natural.


Un mundo este de los palíndromos.