viernes, junio 23, 2006

Los embustes de Iker Giménez

Inauguro monográfico, porque últimamente me estoy partiendo de la risa con nuestro imbestigador favorito, el director de Milenio 3, el programa de misterios en el que lo más misterioso es cómo un caradura es capaz de llegar a estos extremos de engaño, embuste, falsedad y manipulación de la realidad. Como intuyo que nos va a ofrecer cienes de argumentos delirantes, voy a ir citándolos como terapia para mis momentos de depresión.

Vamos con el primero:

1.- Con respecto a una fotografía de un cementerio de Ávila en la que supuestamente aparecían tres niñas del más allá:

La fotografía de "las niñas" ha causado gran asombro a los profesionales de la informática y la fotografía que las han estudiado. Si bien en un principio todos, por lógica, pensamos en un fraude o en algún tipo de ilusión gráfica a lo largo de este año los detalles observados en el lugar y el estudio exhaustivo de éstas tomas, nos demuestran que estamos- a un 99 % de posibilidades de admitir- que eso efectivamente estaba allí.

Pues va a ser que no, la imagen era de Clipart y el amigo Iker sólo se retractó -atribuyéndose además el descubrimiento del fraude- cuando desde determinado sitio organizaron la búsqueda de la foto fantasmal, descubierta casualmente dos días antes de su confesión pública. No te pierdas el artículo del Círculo Escéptico en el que sacan los colores al magufo y del que extraigo la prueba del montaje:


2.- Acerca de El Cosmonauta Fantasma (léase en voz alta con un bote de Cola Cao delante de la boca y alargando la penúltima sílaba a modo de eco fantasmal)

Rusia envió una nave espacial a la luna, pero hay problemas e Ivan Istochnikov, que así se llamaba el tripulante, muere. Incapaz de reconocer el fracaso, Rusia decidiría borrar al astronauta de todas las fotos. Eliminar todas las pistas de su existencia, ocultar a la historia a él y a su fracaso. En palabras del imbestigador:

La pregunta es por qué (se le borró), qué había hecho ese hombre, por qué molestaba", dijo Jiménez. "Estuvo embarcado en una misión que fue un fracaso estrepitoso para la URSS y, lógicamente, eso no se podía dar a conocer", respondió Peláez. Istochnikov era "muy conocido" en la URSS, según los dos periodistas, y desapareció en 1968 a bordo de la Soyuz 2. Para ocultar el fracaso, fue borrado de la Historia: se le eliminó de las fotos, su familia fue deportada a Siberia, y sus amigos y colegas, silenciados.

También es de que no Istochnikov es la traducción al ruso del apellido de Juan Fontcuberta, un artista cuya obra intenta denunciar lo manipulable de la información que creó el mito de Ivan y generó toda la parafernalia informativa de su historia: fotos trucadas, informes desclasificados de la inteligencia rusa... y no lo hizo a escondidas, no, organizó exposiciones itinerantes por todo el país en las que aparecía claramente señalado "ésto es ficción". Al maestro de periodistas Iker le hubiese bastado con usar Google, pero ni eso. Delirante. Éste es Fontcuberta:

Para no perderse es la denuncia del programa en magonia, y el descojono que se traen en el mismo sitio tras escuchar las explicaciones del melón éste cuando alguien avisó a Iker de la chapuza, donde no solo no dice nada de la mentira, sino que se atreve a calificar el episodio de Leyenda Cósmica. Leyenda cómica diría yo. No te pierdas el vídeo de la explicación.

…hasta la siguiente.