jueves, mayo 18, 2006

Se acabó la depresión

Hay cosas que, por alguna inexplicable razón, te alegran el día. Puede resultar sorprendente, pero me ha molao, y un poco de superficialidad no nos viene mal a nadie: