lunes, octubre 24, 2005

Un coche microscopico

Si hace poco hablábamos de minúsculos bugs, hoy le toca a algo mucho, muchísimo más pequeño. Un coche.

Un coche por llamarlo de algún modo. Los científicos de la Universidad de Rice lo han bautizado nanocar y sí, es parecido al chasis de un coche con sus cuatro ruedas incluidas. Éstas ruedas ruedan (valga la redundancia), lo cual es lo realmente sorprendente, y cada una de ellas consta de 60 átomos.

El coche completo tiene una anchura de 3-4 nanómetros, con lo cual, para ubicarnos, es aproximadamente 1/23000 del diámetro de un pelo humano.

Sorprendente.