martes, octubre 04, 2005

Lucy con diamantes en el cielo.

(Artículo publicado originalmente en El Diario Vasco el 7 de julio de 2005 y remitido por su autor) [N. del transcriptor: publicado en el último número (el 10) de El escéptico digital]

LUCY EN EL CIELO
Félix Ares de Blas

Hace unos días ha muerto de un cáncer Lucy, la niña que inspiró a John Lennon la canción “Lucy in the Sky with Diamonds” (Lucy con diamantes en el cielo).

Algunos pensaban que la letra se refería al LSD, pero Lennon siempre defendió que no, que era una niña real, una amiga de su hijo Julián, que a los cuatro años había hecho un dibujo de su amiga Lucy con algunas estrellas en el cielo, y le puso el título de: Lucy con diamantes en el cielo.

Lucy es el nombre que dieron a un esqueleto muy completo de Australopithecus afarensis, que vivió hace 3,5 millones de años. Era una hembra de aproximadamente un metro, pesaba unos 27 kilos y tenía una edad próxima a los veinte años. Tenía un cráneo diminuto, de tan sólo 400 centímetros cúbicos, pero la forma específica de su pelvis indicaba que andaba sobre sus piernas, al menos en algunas ocasiones; es decir, era un bípedo, lo que representaba un paso esencial en la evolución de nuestra especie.

Junto con ella, en Etiopía, se encontraron otros cinco o seis individuos, dos de ellos niños de unos cinco años, pero el más completo era el de Lucy, del que se conservan 52 piezas.

¿Y por qué se le llamó Lucy? El esqueleto apareció el domingo 14 de noviembre de 1974, en unas excavaciones dirigidas por el profesor Donald Johanson. Fue un estudiante de nombre Tom Gray quien lo encontró. Al darse cuenta de su hallazgo grito: ¡Lo hemos encontrado!¡Un esqueleto casi completo!

El descubrimiento era tan importante que cuando regresaron al campo base -que estaba en Sidi Hakoma- todo el mundo, incluyendo investigadores, becarios y obreros festejaron con champán el hallazgo y alguien puso en el pequeño magnetófono del campamento Lucy con diamantes en el cielo. Todos estuvieron de acuerdo en llamar Lucy a aquel extraordinario descubrimiento.